Desayuno Espiritual

Reciba de parte del Señor su Desayuno Espiritual.
Desayuno Espiritual
 

 

 

 


Si desea ver algunos de los devocionales puede verlos dando click en   www.desayunoespiritual.com

 

 

 


Desayuno espiritual                               Diciembre 07  año 2017

¿PARA QUÉ TE SIRVE TU FE? 
Gen 22:2“Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré”.

Las instrucciones de Dios que llamaban a Abraham a ofrecer en sacrificio a su único hijo, Isaac, me refiero al hijo de la promesa que llegó después de años de espera. ¿Qué pasaba por la mente de Abraham al pedirle que activara su fe? ¿Para qué le serviría a Abraham su fe? Me parece que le serviría a Abraham para creerle a Dios que nunca faltaría a sus promesas. ¿Crees que Dios se correría el riesgo de mentir a sus promesas? ¡Dios no es hijo de hombre para que mienta! Núm 23:19 “Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?

Esto ubicaba al “padre de la fe” en el centro de lo que podría ser una profunda crisis personal. ¿Cómo estaría la noche posterior a estas instrucciones de Dios? ¡Debe haber sido una interminable lucha consigo mismo!, una tremenda agonía, mientras Abraham luchaba con las reacciones naturales a tremenda petición. ¿Cómo reaccionarías a una petición similar si Dios te lo pidiera? Por supuesto no necesariamente te pediría que sacrifiques a un hijo, pero; que si te pide que sacrifiques tu carne para renunciar a un pecado oculto. Gen 22:3Abraham se levantó muy de mañana, ensilló su asno, tomó consigo a dos de sus siervos y a Isaac, su hijo. Después cortó leña para el holocausto, se levantó y fue al lugar que Dios le había dicho.

¿Para qué te sirve tu fe? Para creerle a Dios sus promesas. Viene a mi mente esta interrogante: ¿Cómo podía este Gran Dios que nos ama pedirle el hijo que tantos años había esperado y que él mismo le había dado? ¿Cómo reaccionaría cualquiera de nosotros si Dios nos pidiera algo parecido? ¿Estaríamos dispuestos a ceder algo valioso solo porque Dios nos lo pidiera? Abraham sabía que si sacrificaba a Isaac, sin duda lo resucitaría o le daría más hijos. ¡Aleluya! Mr. 9: 23 “Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible”.

Vemos sin embargo que Abraham no permitió que sus emociones fueran el factor decisivo en su comportamiento, él estaba ¡activando su fe! Entendía que el verdadero hombre temeroso de Dios, es llamado a la obediencia, aun cuando no entienda lo que el Señor está haciendo, ni el porqué de las circunstancias en las cuales se encuentra. Lo que estaba haciendo Abraham es obedecer aunque no entendiera lo que pasaba. ¿Obedeces o cuestionas lo que Dios hace en tu vida? Rom 6:16 “¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?”

¿Para qué te sirve la fe? Para desarrollar una convicción profunda de la certeza de la fidelidad de Dios, que conduce no solo a proclamar su Reino, sino a ver sus manifestaciones que nos deben llevar a la acción, es la certeza de que no importan cuántas cosas aparezcan contradictorias y difíciles de entender o cualesquiera sean las circunstancias, Dios no se verá limitado en su propósito de cumplir su Palabra. ¡Aleluya! Abraham creía, al igual que nosotros debemos creer, que Jehová es Todopoderoso para levantar a Isaac aun de entre los muertos, de donde, en sentido figurado, también le volvió a recibir” ¡Aleluya! Hb 11:19“pensando que Dios es poderoso para levantar aun de entre los muertos, de donde, en sentido figurado, también le volvió a recibir”.

Amados, notemos que un Reino manifestado se refleja en lo que hizo Abraham: se levantó, preparó, tomó, cortó, salió, (verbos de acción) y fue sin importar el dolor de su corazón, ni su nivel de angustia, el padre de la fe comenzó muy de mañana con los pasos necesarios, con la “certeza de lo que esperaba” con la “convicción de lo que no se veía”, para hacer lo que se le había mandado, mostrando de esta manera la esencia de la fe. Gen 22:3 “Y Abraham se levantó muy de mañana, y enalbardó su asno, y tomó consigo dos siervos suyos, y a Isaac su hijo; y cortó leña para el holocausto, y se levantó, y fue al lugar que Dios le dijo”

Recuerda, la obediencia y la acción son la clave...

PARA QUE USES TU FE 
Porción de sermón predicado por: Pastor José Luis Blanco y D.

La imagen puede contener: texto y exterior
 
Diseño web por Oswosmedia.com